Home  Webmaster  Quienes somos?

Página de Inicio Psicofármacos Trastornos Mentales Tests Psicométricos Dirección Noticias

    Sildenafil   


Página de Inicio > Psicofármacos > Anti-Disfunción Erectil > Sildenafil


Nombres Comerciales:
Magnus, Segurex, Viagra, Vimax

Acción Terapéutica:
Terapia oral para la disfunción eréctil.
La administración de sildenafil aumenta la eficacia de los mecanismos fisiológicos que intervienen en la erección del pene en presencia de estímulo sexual.
En pacientes con disfunción eréctil psicogénica u orgánica, la administración de sildenafil mejora la calidad de la erección después de la estimulación sexual. La mayor eficacia se observa  alrededor de 1 hora después de administrado el medicamento.

El efecto de sildenafil  ocurre en pacientes con muy variadas patologías, inclusive enfermedades cardiovasculares, bypass aorto-coronario, diabetes mellitus, prostatectomía o resección prostática transuretral, lesiones medulares, depresión psíquica y en presencia de medicamentos como antidepresivos o antipsicóticos.

Acción Farmacológica:
Sildenafil es un potente inhibidor selectivo de la fosfodiesterasa tipo 5 - (FDE-5), guanosinamonofosfato cíclico (GMP cíclico) específica.
La respuesta del tejido eréctil del pene es mediada por el óxido nítrico (NO) liberado por acción de las neuronas y las células endoteliales del pene durante el estímulo sexual. El NO a través de la activación enzimática de la guanilato-ciclasa, estimula la síntesis del mensajero
GMP cíclico, la que a su vez resulta en una cascada de eventos que finaliza con la relajación del músculo liso de los cuerpos cavernosos y un mayor ingreso de sangre a los mismos, que inicia el proceso de tumescencia peneana. Esta alcanza su máximo cuando por compresión, se produce la oclusión del retorno venoso. La inhibición de la actividad FDE-5 por efecto de sildenafil, impide la hidrólisis del GMP cíclico y por consiguiente obtiene una mayor concentración intracelular de este mensajero y una mayor y duradera erección. En los niveles de dosis recomendados, se han observado efectos del sildenafil sólo en presencia de estimulación sexual. La importancia de la alta selectividad de acción sobre la FDE-5 en relación con otras FDE, reside en la ausencia de efectos del sildenafil, en voluntarios sanos, sobre la contracción cardíaca in vitro y el electrocardiograma. Su menor selectividad con respecto a la FDE-6, que se encuentra principalmente en retina, explica algunos trastornos visuales observados con las dosis más altas, que los pacientes describen como sensibilidad a la luz o visión teñida de color.


Acción Farmacológica
Indicaciones
Posología
Farmacocinética
Contraindicaciones
Precauciones
 Advertencias
Interacciones
Reacciones adversas
Sobredosis


Acción Farmacológica:
Sildenafil es un potente inhibidor selectivo de la fosfodiesterasa tipo 5 - (FDE-5), guanosinamonofosfato cíclico (GMP cíclico) específica.
La respuesta del tejido eréctil del pene es mediada por el óxido nítrico (NO) liberado por acción de las neuronas y las células endoteliales del pene durante el estímulo sexual. El NO a través de la activación enzimática de la guanilato-ciclasa, estimula la síntesis del mensajero
GMP cíclico, la que a su vez resulta en una cascada de eventos que finaliza con la relajación del músculo liso de los cuerpos cavernosos y un mayor ingreso de sangre a los mismos, que inicia el proceso de tumescencia peneana. Esta alcanza su máximo cuando por compresión, se produce la oclusión del retorno venoso. La inhibición de la actividad FDE-5 por efecto de sildenafil, impide la hidrólisis del GMP cíclico y por consiguiente obtiene una mayor concentración intracelular de este mensajero y una mayor y duradera erección. En los niveles de dosis recomendados, se han observado efectos del sildenafil sólo en presencia de estimulación sexual. La importancia de la alta selectividad de acción sobre la FDE-5 en relación con otras FDE, reside en la ausencia de efectos del sildenafil, en voluntarios sanos, sobre la contracción cardíaca in vitro y el electrocardiograma. Su menor selectividad con respecto a la FDE-6, que se encuentra principalmente en retina, explica algunos trastornos visuales observados con las dosis más altas, que los pacientes describen como sensibilidad a la luz o visión teñida de color.

Indicaciones:
Sildenafil está indicado para el tratamiento por vía oral de la disfunción eréctil.

Posología:
La dosis media usual para la mayor parte de los pacientes es de 50 mg, administrados aproximadamente 1 hora antes de la actividad sexual. En algunos casos puede ser tomada entre 4 hs y 1/2 hora antes del acto sexual. Basados en la efectividad y tolerancia la dosis puede ser aumentada hasta un máximo de 100 mg o reducida hasta 25 mg según la respuesta individual de cada paciente. La máxima frecuencia recomendada de tomas es de una por día.
En pacientes mayores de 65 años o en aquellos con insuficiencia renal severa (depuración de creatinina < 30 ml/mim) o con cirrosis es conveniente comenzar con una dosis de 25 mg.

Farmacocinética:
La absorción de sildenafil es rápida después de su administración oral en ayunas, alcanzándose concentraciones máximas en sangre a los 60 minutos (30-120). Si se ingiere durante una comida con alto contenido graso, el pico máximo puede retrasarse unos 60 minutos. Sildenafil se distribuye ampliamente en los tejidos (volumen de distribución medio en estado estacionario: 105 L). Circula, junto con su metabolito principal N-desmetil sildenafil, en su mayor parte unido a las proteínas del plasma (>95%). Las concentraciones plasmáticas del metabolito alcanzan al 40% de las alcanzadas del sildenafil. Sólo una ínfima proporción de la dosis administrada (1/10000) aparece en el semen 90 minutos después de la toma. La vida media terminal es de unas 4 horas. Sildenafil es eliminado mediante el sistema microsomal hepático principalmente por la isoenzima CYP3A4 y en una pequeña proporción por la isoenzima CYP2C9. El N-desmetil sildenafil tiene un perfil de actividad similar al de la droga madre, con una potencia equivalente al 50%. Ambos se excretan predominantemente por las heces y en menor medida por la orina (80% y 13% de la dosis oral, respectivamente).
Las concentraciones plasmáticas pueden ser más elevadas que en los voluntarios de control en los mayores de 65 años sanos (> 40%), en pacientes con insuficiencia renal severa con depuración de creatinina < de 30 ml/min (100%) y en pacientes con cirrosis hepática (80%).

Contraindicaciones:
Hipersensibilidad conocida al sildenafil o a alguno de los componentes del producto. Pacientes en tratamiento con nitratos orgánicos o dadores de óxido nítrico.

Precauciones:
Antes de indicar el tratamiento con sildenafil el paciente debe ser evaluado exhaustivamente para determinar la etiología de la disfunción eréctil. Sildenafil debe ser administrado con precaución en pacientes con anormalidades anatómicas del pene como angulación, fibrosis cavernosa (enfermedad de Peyronie) y en aquellos proclives a presentar priapismo u otros trastornos como anemia de células falciformes, mieloma múltiple o leucemia.
Si bien sildenafil administrado solo o en combinación con aspirina no afecta el tiempo de sangrado, estudios in vitro indican que potencia el efecto antiagregante del nitroprusiato de sodio (dador de óxido nítrico). sildenafil debe ser administrado con precaución en los pacientes
con riesgo de hemorragia o úlcera gastroduodenal activa.
Dado que la actividad sexual puede incrementar el riesgo de algunos trastornos cardíacos es conveniente evaluar la función cardiovascular antes de instaurar el tratamiento.
Sildenafil debe ser administrado con cautela en los pacientes con retinitis pigmentaria debido a que en algunos individuos que padecen esta patología existe un trastorno genético en las fosfodiesterasas de la retina.
La eficacia y seguridad del sildenafil administrado en asociación con otros tratamientos para la disfunción eréctil masculina no ha sido evaluada. Por lo tanto, no se recomienda su asociación hasta tanto no se lleven a cabo investigaciones apropiadas.
Carcinogénesis y tumorogénesis:
Sildenafil no ha demostrado carcinogénesis en las dos especies de roedores estudiadas.
Mutagénesis:
Sildenafil no ha demostrado mutagenicidad en los ensayos in vitro con bacterias y células de ovario de hámster chino ni clastogénesis en los estudios in vitro sobre linfocitos humanos e in vivo en el ensayo de micronúcleo de ratón.
Embarazo y reproducción:
En ratas y conejos que recibieron dosis entre 20 y 40 veces superiores a la máxima recomendada en humanos sobre la base de mg/m2 no se evidenció teratogenicidad ni toxicidad sobre el embrión o el feto. No se han observado trastornos en la fertilidad de las ratas hembra
o macho. Dado que no se dispone de información suficiente sobre la mujer embarazada, sildenafil no debe ser administrado durante el embarazo.
No se han observado anormalidades morfológicas o funcionales de los espermatozoides en voluntarios sanos que recibían dosis únicas de 100 mg de sildenafil por vía oral.
Lactancia:
Se desconoce si sildenafil aparece en la leche materna.
Empleo en pediatría:
Sildenafil no está indicado en niños.
Empleo en geriatría:
En las personas mayores de 65 años se recomienda ajustar la dosis.

Advertencias:
Existe un potencial de riesgo cardíaco debido a la actividad sexual en pacientes con enfermedad cardiovascular preexistente. Por lo tanto, en general no deben utilizarse tratamientos para la disfunción eréctil, incluido sildenafil, en hombres para los cuales no es recomendable la actividad sexual debido a su estado cardiovascular subyacente.
Sildenafil posee propiedades vasodilatoras sistémicas que resultan en descensos transitorios de la presión sanguínea supina en voluntarios sanos (descenso máximo medio de 8,4/5,5 mmHg). Aunque esto no debería tener consecuencias en la mayoría de los pacientes, antes de prescribir sildenafil, los médicos deberían considerar cuidadosamente si los pacientes con enfermedad cardíaca subyacente podrían ser afectados adversamente por tales efectos vasodilatadores, especialmente en combinación con actividad sexual.
Los pacientes con las siguientes afecciones subyacentes pueden ser especialmente sensibles a las acciones de los vasodilatadores incluyendo el sildenafil, quienes poseen una obstrucción del flujo ventricular izquierdo (ej.; estenosis aórtica, estenosis subaórtica hipertrófica idiopática) y quienes poseen un control autonómico de la presión sanguínea seriamente deteriorado.
En raras oportunidades, se ha informado la presencia de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NOIA-NA), causa de la disminución de la visión o pérdida de la misma, luego de la comercialización con el uso de todos los inhibidores de PDE5, incluyendo el sildenafil. La mayoría de estos pacientes presentaban factores de riesgo como bajo índice excavación/disco ("disco apretado"), edad por encima de los 50 años, hipertensión, enfermedad de la arteria coronaria, hiperlipidemia y hábito de fumar. No se ha establecido una relación causal entre el uso de inhibidores de PDE5 y la NOIA-NO. Los médicos deben informar a sus pacientes acerca del riesgo de presentar NOIA-NA en individuos que ya han sufrido dicha enfermedad.
No existen datos clínicos controlados sobre la seguridad o eficacia de sildenafil en los grupos enumerados a continuación; si se prescribe, debe hacerse con precaución.
Pacientes que han sufrido un infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, o arritmia con amenaza para la vida dentro de los últimos seis meses;
Pacientes con hipotensión (TA<90/50) o hipertensión (TA>170/110) en reposo;
Pacientes con falla cardíaca o enfermedad arterial coronaria que causa angina inestable;
Pacientes con retinitis pigmentaria (la minoría de estos pacientes presenta trastornos genéticos de las fosfodiesterasas retinales).
Luego de la aprobación para la comercialización de sildenafil, se han informado infrecuentemente erección prolongada de más de 4 horas y priapismo (erecciones dolorosas de más de 6 horas de duración). Si una erección persistiera por más de 4 horas, el paciente debe solicitar inmediata asistencia médica. Si el priapismo no es tratado inmediatamente, puede ocurrir daño del tejido peneano y pérdida permanete de potencia.
La administración concomitante del inhibidor de la proteasa ritonavir causó un incremento sustancial en las concentraciones séricas del sildenafil (incremento de 11 veces de AUC). Se debe tener precaución al prescribir sildenafil a pacientes en tratamiento con ritonavir. Existen pocos datos sobre individuos expuestos a niveles sistémicos elevados de sildenafil. En algunos voluntarios sanos expuestos a dosis altas de sildenafil (200-800 mg) se informaron descenso de la presión sanguínea, síncope y erección prolongada. Se recomienda disminuir la dosis del sildenafil en pacientes en tratamiento con ritonavir para disminuir la probabilidad de eventos adversos.

Interacciones con otras drogas:
La co-administración de 50 mg de sildenafil con cimetidina en voluntarios sanos, puede aumentar las concentraciones plasmáticas del sildenafil en alrededor del 56%.
La administración de una dosis única de 100 mg de sildenafil en pacientes bajo tratamiento con un inhibidor del CYP3A4 como la eritromicina (500 mg dos veces por día durante 5 días) produjo un aumento de 182% en el área bajo la curva (ABC) del sildenafil. Asimismo, los inhibidores más potentes del CYP3A4 como eritromicina, ketoconazol, itraconazol o mibefradil tienen la capacidad de reducir la eliminación del sildenafil. En pacientes en tratamiento con estos fármacos debe considerarse la reducción de la dosis de sildenafil a 25 mg.
Por el contrario, la administración del sildenafil con inductores del CYP3A4 como la rifampicina puede disminuir los niveles plasmáticos de éste.
La administración de una dosis única de antiácidos que contienen hidróxido de aluminio o de magnesio no afecta la biodisponibilidad del sildenafil.
Los inhibidores del CYP2C9 (tolbutamida, warfarina) o del CYP2D6 (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, antidepresivos tricíclicos), los diuréticos tiazídicos, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina o los bloqueantes de los canales de calcio no
afectan la farmacocinética del sildenafil.
El área bajo la curva (ABC) de su metabolito activo, el N-desmetil-sildenafil, se incrementa en un 62% con el uso de diuréticos ahorradores de potasio o diuréticos del asa y en un 102% con la administración de beta bloqueantes no selectivos. Sin embargo, no se prevé que estos
efectos sobre el metabolito activo del sildenafil tengan consecuencias clínicas significativas.
No se han encontrado interacciones significativas con tolbutamida o warfarina.
Sildenafil en las dosis recomendadas no potencia el efecto de 150 mg de aspirina sobre la coagulación. Tampoco potencia el efecto hipotensor del alcohol en voluntarios sanos. No se han hallado diferencias significativas en el perfil de efectos adversos presentado por los pacientes con o sin medicación antihipertensiva bajo tratamiento con sildenafil.

Reacciones Adversas:
En estudios clínicos controlados, el porcentaje de discontinuación debido a eventos adversos secundarios al sildenafil (2,5%) no es estadísticamente significativo con respecto al porcentaje de discontinuación hallado en el grupo placebo (2,3%). La incidencia de algunos
efectos adversos aumentó en relación a la dosis.
Se presenta a continuación el listado de reacciones adversas clasificadas por aparato y por frecuencia.
Se califica como frecuentes a las que se presentan con una incidencia mayor al 2%.
Se resaltan aquellas que aparecen con más frecuencia en el grupo activo de tratamiento que en el grupo placebo.
Se califica como ocasionales a las que se observan con una frecuencia menor al 2% y cuya relación con el sildenafil no ha sido aún establecida.
Generales:
Frecuentes: síndrome gripal. Ocasionales: edema facial, sed, fotosensibilidad, shock, astenia, escalofríos, caídas accidentales, lesiones accidentales.
Cardiovasculares:
Ocasionales: dolor de pecho, bloqueo AV, taquicardia, palpitaciones, hipotensión, hipotensión ortostática, isquemia miocárdica, paro cardíaco, insuficiencia cardíaca, alteraciones electrocardiográficas, síncope, cardiomiopatía.
Digestivas:
Frecuentes: dispepsia, diarrea. La dispepsia es más frecuente con la dosis de 100 mg con respecto a las anteriores. Ocasionales: dolor abdominal, vómitos, glositis, disfagia, gastritis, gastroenteritis, esofagitis, estomatitis, xerostomía, hemorragia rectal, gingivitis.
Endocrinas:
Ocasionales: gota, diabetes, edema periférico, hiperglucemia, hipoglucemia, hipernatremia, hiperuricemia.
Hemolinfáticas:
Ocasionales: anemia, leucopenia.
Musculoesqueléticas:
Frecuentes: dolor lumbar, artralgia. Ocasionales: artritis, artrosis, mialgia, tenosinovitis, miastenia, dolor óseo, rotura tendinosa.
Neurológicas:
Frecuentes: cefalea, vértigo. Ocasionales: migraña, ataxia, hipertonía, neuropatía, temblor, mareos, hiporreflexia, parestesia, hiperestesia, midriasis, tinnitus.
Psiquiátricas:
Ocasionales: depresión, insomnio, pesadillas, somnolencia.
Respiratorias:
Frecuentes: infección del tracto respiratorio, congestión nasal. Ocasionales: asma, disnea, faringitis, laringitis, sinusitis, bronquitis, tos, incremento en la expectoración.
Dermatológicas:
Frecuentes: rubefacción, rash. Ocasionales: herpes simplex, urticaria, prurito, úlcera, dermatitis por contacto, dermatitis exfoliativa, sudoración excesiva.
Urogenitales:
Frecuentes: infección urinaria. Ocasionales: cistitis, nocturia, eyaculación anormal, edema genital, anorgasmia, incontinencia urinaria, ginecomastia. No han sido reportados casos de priapismo.
Sensoriales:
Frecuentes: trastornos visuales (fotofobia, visión borrosa y trastorno en la visión de los colores). Estos son más frecuentes con la dosis de 100 mg con respecto a las menores. Ocasionales: conjuntivitis, fotofobia, dolor ocular, ojo seco, cataratas, hemorragia ocular,
sordera, otalgia.
Laboratorio:
Ocasionales: alteraciones en las pruebas de función hepática. La dispepsia y los trastornos visuales fueron más frecuentes con dosis de 100 mg que con dosis menores.

Sobredosis:
Con dosis de hasta 800 mg la incidencia de las reacciones adversas es superior a la referida con las dosis habituales.
Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los centros de Toxicología.




 

Publicidad en Eutimia.com. © 1999 - Eutimia.com. Director: Dr. Luis I. Mariani.