¿Cual es el tratamiento del COVID-19?

Nacho
Site Admin
Mensajes: 31
Registrado: Sab Mar 23, 2019 6:59 pm

¿Cual es el tratamiento del COVID-19?

Mensaje por Nacho » Sab Mar 21, 2020 10:59 pm

Los pacientes afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba. La OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar el COVID-19. Hay dos grandes ensayos clínicos a nivel mundial uno es el llamado Solidaridad (Argentina, Bahrein, Canadá, España, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, Suiza y Tailandia) y el otro Discovery (Alemania, Bélgica, España, Francia, Holanda, Luxemburgo y el Reino Unido).

Se encuentran en fase de estudio los siguientes medicamentos:

Remdesivir

Es un antirretroviral de amplio espectro desarrollado por el laboratorio Gilead tras más de 10 años de investigación, que demostró actividad en modelos animales contras múltiples patógenos virales emergentes incluyendo ébola, marburg, MERS y SARS1. Estos dos últimos son también coronavirus y tienen estructuras similares al virus que causa COVID-19. Se encuentra aprobado por la agencia estadounidense de medicamentos (FDA, son sus siglas en inglés) para el tratamiento del COVID.

Hidroxicloroquina


La hidroxicloroquina y su análogo, la cloroquina, derivan de la quinina, que los químicos franceses aislaron en 1820 de la corteza del árbol de la cinchona, según Medicines for Malaria Venture. En 1934, científicos alemanes crearon la cloroquina sintética como parte de una clase de antipalúdicos. La hidroxicloroquina es la versión menos tóxica de la cloroquina.
Es un principio activo antimalárico, utilizado también en patologías autoinmunes como la artritis reumatoidea y el lupus eritematoso sistémico.
En un principio se creyó que podía ser de gran utilidad. Estudios posteriores demostraron su baja o nula eficacia y sus severos efectos colaterales (arritmias cardíacas). Varios ensayos internacionales con Hidroxicloroquina fueron suspendidos por hallar más riesgos que beneficios en su uso.

Lopinavir combinado con Ritonavir

Son dos fármacos son fundamentalmente antirretrovirales que se están usando ya en el tratamiento para la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Se trata del “reciclaje” de un medicamento contra el VIH, que “consiste en bloquear la reproducción del virus”, según los investigadores. “Nos dimos cuenta de que en el tubo de ensayo funciona”.
Esta combinación ya fue probada en China, pero con resultados mitigados, sobre todo porque muchos enfermos “fueron incluidos muy tardíamente, incluso a veces después del décimo día de la enfermedad”, según Lina. El ensayo Discovery será pues “complementario”.

La misma combinación (lopinavir/ritonavir) asociada al interferón-beta

Esta asociación es juzgada interesante puesto que la enfermedad del COVID-19 comprende dos fases: una virológica, “para la cual se cree que los antivirales pueden tener un efecto importante” y otra con “un síndrome inflamatorio que puede suscitar degradaciones a nivel pulmonar y esperamos que el interferón bloquee este proceso inflamatorio”.
El uso de lopinavir/ritonavir junto a interferón beta es uno de los llamados tratamientos para “uso compasivo experimental”: son terapias cuyo uso puede ser solicitado cuando no existen alternativas terapéuticas disponibles, habitualmente en enfermedades graves o potencialmente mortales.

Anticuerpos monoclonales

Representan una línea de tratamiento diferente a los antirretrovirales y medicamentos contra la gripe que también surgieron como posibles defensas contra la enfermedad.
Los anticuerpos monoclonales, copias producidas en laboratorio de un solo tipo de anticuerpo, constituyen una forma de inmunoterapia. Acompañan a ciertas proteínas en un virus, neutralizando la capacidad del patógeno para infectar células humanas.
El año pasado, el REGN-EB3 de Regeneron, un cóctel de tres anticuerpos monoclonales, demostró aumentar significativamente las tasas de supervivencia entre los pacientes con ébola en la República Democrática del Congo.
El medicamento podría funcionar como tratamiento y también como vacuna aunque, en el segundo caso, sus efectos sólo serían temporales, ya que los anticuerpos no acabarán formando parte de la memoria del sistema inmunitarios de las personas.
Regeneron intenta también luchar contra la inflamación de los pulmones que se produce en las formas más graves del nuevos coronavirus. Para ello utiliza otro de sus medicamentos, el Kevzara, destinado originalmente a tratar las inflamaciones provocadas por la artritis.
El Kevzara trataría por tanto un síntoma en lugar de atacar al virus.

Ivermectina

Un trabajo dirigido por la Universidad de Monash en Melbourne, Australia, junto al Peter Doherty Institute of Infection and Immunity, evidenció en cultivos celulares que un medicamento antiparasitario, denominado ivermectina y disponible en todo el mundo, es capaz de matar al coronavirus en 48 horas.
“Hemos descubierto que incluso una sola dosis podría eliminar todo el virus a las 48 horas y que, además, a las 24 horas se produce una reducción realmente significativa”, revelaron los investigadores, cuyo trabajo fue publicado en la revista Antiviral Research.
“Es un fármaco que tiene condiciones farmacológicas excepcionales, que hace 40 años que está en el mercado, y que en los últimos 10 años se empezó a estudiar su potencial en otros usos, entre ellos el antiviral. Hay varios trabajos previos al realizado en Australia, que lo muestran como un fármaco muy capaz de inhibir la replicación de varios virus a concentraciones elevadas”, sostuvo Carlos Lanusse, profesor de Farmacología Veterinaria de la Universidad del Centro, investigador Superior del Conicet.

Dexametasona
La Dexametasona es un corticoide de bajo costo utilizado desde hace décadas. Ha demostrado su eficacia en disminuir la mortalidad en pacientes graves conectados a respiradores.

La importancia de los anticuerpos

Contar con testeo de anticuerpos va ser uno de los puntos clave de cara a lo que vendrá. Para saber qué población está protegida, investigadores buscan anticuerpos específicos del COVID-19 identificados a partir de convalecientes de la enfermedad.
Ese tipo de prueba, llamada prueba de serología, podría identificar infecciones anteriores por coronavirus, aunque puede ser menos eficaz para identificar las recientes.
La prueba de serología, o un análisis de sangre que pueda buscar anticuerpos, pueden permitir comprender mejor qué tan verdaderamente son las infecciones prevalentes por coronavirus, porque pueden identificar a las personas que habían sido infectadas previamente pero que mostraron pocos o ningún síntoma.

Terapia basada en plasma

Biotest, BPL, LFB y Octapharma formaron una alianza creada por CSL Behring y Takeda Pharmaceutical Company Limited para desarrollar una posible terapia derivada del plasma para tratar el COVID-19. La alianza comenzará de inmediato con la investigación en desarrollo de un medicamento de inmunoglobulina hiperinmune policlonal anti-SARS-CoV-2 sin marca con la posibilidad de tratar a las personas con complicaciones graves a causa de coronavirus.
El desarrollo de la hiperinmunidad requerirá la donación de plasma de muchas personas que se hayan recuperado completamente del COVID-19 y cuya sangre contenga anticuerpos que puedan combatir el coronavirus de un nuevo paciente. Una vez recolectado, el plasma “convaleciente” será transportado a las instalaciones de fabricación donde se someterá a un procesamiento, que incluirá procesos efectivos de inactivación y eliminación del virus, y luego se purificará en el producto.

El panel de anticuerpos anti-SAR-CoV-2 más grande del mundo

Investigadores canadienses lanzaron un estudio sobre el uso de un poderoso medicamento antiinflamatorio para reducir los riesgos de complicaciones pulmonares y muerte relacionadas con el nuevo coronavirus.
Varios pacientes con COVID-19 tuvieron complicaciones graves debido a un aumento de células inmunes activadas en los pulmones, conocida como “tormenta de citoquinas”.
En una tormenta de citoquinas, el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada y daña el tejido pulmonar, lo que provoca dificultad respiratoria aguda e insuficiencia multiorgánica.
Un equipo dirigido por Jean-Claude Tardif, director del centro de investigación del Instituto del Corazón de Montreal y profesor de medicina en la Universidad de Montreal, espera que el medicamento colchicina funcione para moderar la sobreproducción de células inmunes y sus compuestos activadores, llamados citocinas, en pacientes con COVID-19.
“La plataforma de AbCellera entregó, con una velocidad sin precedentes, el panel de anticuerpos anti-SAR-CoV-2 más grande del mundo”, dijo Carl Hansen, Ph.D., CEO del laboratorio. “En 11 días descubrimos cientos de anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2 responsables del brote actual, pasamos a pruebas funcionales con expertos mundiales en virología y firmamos un acuerdo de desarrollo conjunto con uno de los principales productos biofarmacéuticos del mundo empresas. Estamos profundamente impresionados con la velocidad y agilidad de respuesta ante este desafío global”, aseguró la empresa en un comunicado.

Los supervivientes del SARS, pieza clave para analizar el nuevo coronavirus

El laboratorio Vir Biotechnology lleva a cabo ensayos a partir de anticuerpos de enfermos curados del SARS, un coronavirus cuya epidemia golpeó Asia en 2002-2003.
La empresa californiana aisló anticuerpos de supervivientes del SARS para analizar si podían tratar el nuevo coronavirus. Su laboratorio ya desarrolló tratamientos contra el ébola y otras enfermedades.
En un comunicado, la farmacéutica aseguró tener “un método robusto para aprovechar las respuestas inmunes inusualmente exitosas que ocurren naturalmente en personas que están protegidas o se han recuperado de enfermedades infecciosas”. La plataforma se usa para identificar anticuerpos raros de los sobrevivientes que tienen el potencial de tratar y prevenir la rápida evolución y/o patógenos previamente no tratables a través de la neutralización directa del patógeno y la estimulación del sistema inmune. Vir Biotechnology diseña los anticuerpos completamente humanos que descubre para mejorar su potencial terapéutico. Esta plataforma se utilizó para identificar y desarrollar anticuerpos para agentes patógenos que incluyen el Ébola (mAb114, actualmente en uso en la República Democrática del Congo), el virus de la hepatitis B, la gripe A, la malaria y otros.

La OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19 ya que los antibióticos matan bacterias y la COVID-19 es causada por el virus SARS-CoV19 que no es sensible a los antibióticos.

Tampoco se ha desarrollado aún una vacuna, tomará meses poder desarrollarla para que sea efectiva y segura.

Responder