Limpieza del hogar

Nacho
Site Admin
Mensajes: 29
Registrado: Sab Mar 23, 2019 6:59 pm

Limpieza del hogar

Mensaje por Nacho » Dom Mar 22, 2020 12:24 am

Baño y cocina, los más susceptibles de acumular patógenos

Los mayores focos de infección en nuestro hogar son los lugares que más utilizamos: el baño y la cocina. Por ello, la limpieza debe ser siempre en profundidad y meticulosa. En este sentido, se recomienda usar desinfectantes como la lavandina y amoníaco. Y no basta con hacer un 'pasado' superficial. Es necesario limpiar también los armarios y sacar todos los objetos para higienizar y desinfectar bien.

En los sanitarios, por su parte, tampoco es suficiente con echar el producto, sino que la desifencción debe ser también exhaustiva y, para ello, usar guantes, a poder ser, desechables.

Llaves, pomos, mando de la tele... todo limpio

Por otro lado, todas las superficies de contacto de uso habitual (mesas, sillas, pasamanos, puertas, encimeras, llaves, etc.) "son focos en los que se pueden acumular patógenos capaces de generar múltiples enfermedades. No existen superficies más peligrosas que otras, sino superficies que están más expuestas que otras y, por lo tanto, pueden ser más proclives a acumular microorganismos patógenos", señala Jacinto Díez, director de Comunicación de Rentokil Initial España.

La peligrosidad de una superficie es directamente proporcional a lo limpia que este. Por tanto, a mayor suciedad más posibilidad de que virus, bacterias y hongos la colonicen. "También es cierto que cuanto más pulida sea una superficie menor es la posibilidad de contaminación, ya que presenta menos adherencia".

Así, el mecanismo de limpieza dependerá del tipo de superficie y del material. Pero, en general, se recomienda aplicar de forma regular (interdiaria) un paño húmedo (no empapado) con solución de hidroalcohol o de lejia. Este trapo deberás lavarse tras el uso. Si usas un algodón o una gasa, procura no usar la misma para las diferentes superficies.

Recuerda ventilar la estancia mientras la estás limpiando y unos minutos después.

Como desinfectar el teclado, el ratón, o el móvil

Se deberían limpiar también diariamente con un paño húmedo (no empapado), gasa, algodón o papel de cocina con una solución hidroalcohólica, especialmente, si se sacan fuera de su entorno normal.

"Estos dispositivos, especialmente, los que cuentan con pantallas táctiles, suelen estar expuestos a gran cantidad de patógenos que generan enfermedades, por lo que también recomendamos controlar muy bien la limpieza de las superficies en las cuales los depositamos", advierte Díez. Hay que ser conscientes de que un móvil nos lo llevamos a la cara y a la boca. Si ha estado previamente en una superficie contaminada, tenemos más probabilidad de contagiarnos.

¿Podemos recurrir a remedios caseros?

El experto es contundente en este aspecto, dada la situación en la que nos encontramos debido al coronavirus. "Hay que olvidarse de remedios caseros o de “la abuela”. De este tipo de remedios a los falsos mitos hay solo un paso. Si queremos desinfectar tenemos que hacerlo con soluciones de hidroalcohol, preferentemente, que contengan etanol o lejía. En la desinfección profesional se cuenta con productos específicos de amplio espectro y en nuestro caso utilizamos un desinfectante de eficacia contrastada para patógenos de la familia del coronavirus", recuerda.

Lavar la ropa a más de 70ºC

El consejo de los expertos del portal profesional ProntoPro y de todos los profesionales en salud señalan que, en el caso de los tejidos desmontables y lavables, hay que realizar un lavado a máquina a una temperatura de al menos 70°, para asegurar la eliminación de los virus. Si no es posible lavar todo a altas temperaturas, se puede considerar la posibilidad de añadir aditivos como la lejía o el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al detergente normal.

En cuanto a las telas y tapicerías que no se pueden lavar a máquina, se recomienda el uso de equipos de vapor y aspiradoras equipadas con un filtro HEPA y un compartimento de recogida, capaces de filtrar hasta las partículas más pequeñas.

Responder